Luis Vargas

STAR2777-luis-vargas.jpg

Nombre RealLuis Rafael Valdez Vargas
Fecha de Nacimiento1961-05-23
Lugar de NacimientoSalcedo, Rep. Dom.

Escucha Luis Vargas en Batanga

Mi nombre de pila es Luis Rafael Valdez Vargas. Nací en Santa María, Pepillo, Salcedo, República Dominicana, a los 23 días del mes de mayo del 1961, en los días en que fue ajusticiado el tirano Trujillo. Soy el primer hijo de mis padres: Ana Victoria Vargas Pérez y Juan Bautista Valdez Santana. Somos 12 hermanos: 6 hembras y 6 varones. Soy el único músico en la familia.


Mis abuelos: Ángel María Vargas, Amelia Pérez, Nicolás Valdez y Eligia Santana. Estos dos últimos eran mis abuelos paternos.


Soy descendiente de españoles por el lado de mi padre y de franceses, haitianos e indígenas por parte de mi madre. Es por eso que soy un mestizo de alto calibre.


Mi papá y mi madre siempre vivían en una constante disputa sobre quien se quedaría con el muchacho luego que ellos se separaron cuando yo tenia apenas 6 años; pero mi madre siempre ganaba. Cuando yo hacía una travesura me iba otra vez para donde mi Papá. Recuerdo que cuando cumplí 16 años, mi papá lo primero que hizo fue enrolarme en el Ejército Nacional, en Mao, Valverde, pero a mí no me gustaba la idea de ser militar, porque en realidad yo era músico de nacimiento, aunque para mi papá, la música era algo para gente vaga.


Luego me salí del Ejército y regresé con mi madre. Ahí conocí un muchacho llamado Abilo, que era el único que por toda esa región, tocaba guitarra. Él me enseñó los primeros tonos con una guitarra que me había comprado mi madre. Me pegué de Abilo y me fui a trabajar con él, con tal de que me enseñara algunos tonos en la guitarra. Luego, él se fue del campo a la ciudad, prometiéndome cuando se iba, que me mandaría a buscar cuando se instalara en la ciudad capital, y así lo hizo.


Un año mas tarde fue allí donde grabé mi primer sencillo de 45 rpm, que era el que se usaba para la época. Salí a vender el disco tienda por tienda, y nadie quiso comprarme uno. Esa fue mi primera gran decepción. Recordé a mi padre cuando me decía: “Eso no sirve, en eso no se gana dinero, usted será un fracasado”.


Agobiado y decepcionado por mi primer fracaso artístico, me fui otra vez al campo, porque recordé unos amiguitos que deje allá, que tocábamos algunas fiestecitas cuando yo estaba aprendiendo a tocar guitarra.


Esos amiguitos eran: Alcide la Vocua (fallecido), Diógenes el de Vianela, Pedro Pimentel, Artemio Sánchez, Antonio Carrasco, y Ágel el de José Agustín (a quien hoy llaman Anthony Santos).


Entonces, aquí empiezo otra vez, con el apoyo de los muchachos y de las emisoras de zona. Recuerdo a Radio Zamba, Radio Beller, y Radio Montecristi, quienes me dieron mucho apoyo y mucho ánimo entonces.


Empecé de nuevo, y aquí estoy Padre de 7 hijos, aunque aún no estoy casado. Todos son hijos de diferentes mujeres. No vayan a pensar mal de mí, lo que pasa es que cuando uno es tan joven y tiene una carrera como esta, y de pronto se hace famoso y adquiere dinero, uno no sabe que hacer con tantas cosas juntas. Y las mujeres, que son mi adoración, tampoco saben que hacer con uno, y es por eso que llegaron mis hijos de esa manera.


Tengo hijos con mujeres que sólo conocí esa noche y jamás volví a verlas hasta que se aparecieron en otra fiesta. Pero total, los hijos son carne de mi carne, y si usted les da buena crianza, quien sabe si yo sea el padre de un futuro Presidente de la República.