Jonathan Montenegro

STAR4160-jonathan-montenegro.jpg

Nombre RealJonathan Daniel Montenegro Uzcátegui
Fecha de Nacimiento1978-05-11
Lugar de NacimientoCaracas, Venezuela

Jonathan Montenegro es uno de los pocos artistas venezolanos que ha permanecido en el mundo del espectáculo durante sus distintas etapas: infantil, juvenil y adulta, no solamente como actor de televisión, sino también como actor de teatro, de cine y como cantante. Hoy nos encontramos con un personaje cuya trayectoria artística es motivo de admiración y orgullo, pues se trata de un artista integral que, debido a su talento innato, vocación, perseverancia, dedicación y sobre todo, amor a la actividad histriónica, no ha dejado de escalar posiciones y de cosechar éxito tras éxito durante 17 años consecutivos.

Inicio de un actor “Cincoañero”

Todo comenzó en 1983 cuando, con apenas 5 años de edad, Jonathan Montenegro y su abuela, Sarah Uzcátegui, se encontraban frente a la puerta de RCTV porque esperaban a la tía del niño, quien trabajaba en el ballet del Canal temporalmente. En una de esas tantas veces, el pequeño no dejaba tranquila a su abuela con la insistencia de querer ser actor, lo cual fue interpretado por la señora Sarah como uno de los típicos caprichos de cualquier niño de su edad; así que ella le pedía a Jonathan que se quedara tranquilo, que se dejara de inventos. Sin embargo, el pequeño se las ingenió para abrir la puerta del carro, correr hasta la recepción de RCTV y preguntarle a una de las recepcionistas que cómo podía hacer para convertirse en actor. Fue entonces cuando nuestro personaje llegó al Departamento de Libretos y, de una manera muy espontánea e inocente, se presentó con nombre y apellido para luego finalizar con estas palabras: “Quiero ser actor… ¿Cómo hago?”.

Fue así como Jonathan Montenegro ingresó a lo que hoy considera su casa: RCTV. Su primera participación en televisión la realizó en el famoso “Ciclo de Rómulo Gallegos”, específicamente en los unitarios: “El Análisis”, protagonizado por Henry Soto y Elba Escobar, y “La Ciudad”. Luego, nuestra figura tuvo la oportunidad de participar en “Rebeca”, telenovela estelarizada por Tatiana Capote y Franklin Vírgüez. Allí, Jonathan encarnó al hermano de la protagonista, pero al final de la historia resultó ser el hijo del personaje interpretado por Vírgüez. A partir de aquí, este pequeño actor realizó breves participaciones en telenovelas como “Atrévete” y “La Intrusa”.

Sobre las tablas y en pantalla grande

En 1985, paralelamente a su carrera actoral en televisión, Jonathan incursionó en el género teatral, donde fue protagonista de varias obras infantiles tales como “El Fantasmita”, “El Regalo del Cielo” y “El Botín Escondido”. No conforme con esto, nuestro artista debutó en el Cine venezolano, pues participó en la película “Más Allá del Silencio”, donde tuvo la oportunidad de trabajar con la recordada actriz Doris Wells, quien era su madre en la historia. Seguidamente, fue seleccionado para un relevante papel infantil en el film “De Mujer a Mujer”.

“La Dama de Rosa”… su gran escuela

Fue en el año 1986 cuando Jonathan Montenegro se dio a conocer formalmente como actor y comenzó a escalar cada vez más hasta convertirse en toda una estrella del mundo histriónico. Nos referimos al recordado personaje como protagonista infantil que realizó en la telenovela de gran éxito nacional e internacional: “La Dama de Rosa”, escrita por el recordado José Ignacio Cabrujas, y protagonizada por Jeanette Rodríguez y Carlos Mata. Allí, nuestra figura interpretó el papel del hijo de los protagonistas. Se trataba del pequeño Diego, personaje que se ganó el cariño y la admiración de los televidentes seguidores de esta historia dramática, y con el cual Jonathan Montenegro demostró su talento, carisma y todo lo que es capaz de hacer como artista. Tal y como el propio actor lo afirmó, su gran escuela se llamó “La Dama de Rosa”.

Un chico realmente polifacético

Durante el año 1987, Jonathan Montenegro continuó desarrollándose en el Cine con el cortometraje “Ese es el Rostro, Mi Amor”. Además, siguió brillando sobre las tablas al participar, conjuntamente con “Juan Corazón”, en diversas obras musicales como “Los Hokins” y “Entre Perros y Gatos”, además de realizar algunos comerciales de televisión y modelar para catálogos de ropa infantil.

Posteriormente, este actor trabajó en “Alma Mía”, telenovela protagonizada por Carlos Montilla y Nohely Arteaga. Paralelamente, continuó su carrera en la pantalla grande al ser seleccionado como protagonista infantil de la película “Cuchillos de Fuego”, dirigida por Román Chalbaud y donde su actuación representaba la etapa infantil del personaje adulto, interpretado por Gabriel Fernández, hijo en ficción de la actriz y protagonista de la historia, Dora Mazzone.

Además de esto, en 1988 nuestro actor protagonizó la obra teatral “El Pequeño Mago”. Para Jonathan, esta fue una de las mejores experiencias sobre las tablas, pues para aquel entonces, nuestro actor ya tenía más experiencia en el ámbito actoral, comparada con la que poseía en sus primeras presentaciones, además que se encontró con un guión y un contenido mucho más complejos.

Seguidamente, incursionó en el ámbito de la animación televisiva. Tuvo la oportunidad de conducir un programa de RCTV llamado “El Festival Infantil”, el cual estuvo en pantalla por espacio de dos años aproximadamente. También, debutó como conductor en el medio radial, pues fue animador del programa “Tren Fantasía”, transmitido por la emisora YVKE Mundial.

1989… “Un Año Inolvidable”

A los 11 años de edad, fue seleccionado como actor invitado de diversas producciones dramáticas de RCTV, tal es el caso de “El Engaño”, protagonizada por Gigi Zanchetta y Gabriel Fernández. En esta telenovela, Jonathan encarnó a un niño limpiabotas que tuvo que vivir las consecuencias de los actos de su abuela, por lo tanto, se vio obligado a trabajar para poder subsistir.

En este año, Jonathan Montenegro vivió uno de los momentos más felices de su vida, pues no sólo conoció al grupo “Menudo” sino que también fue seleccionado como uno de sus integrantes. Resulta ser que nuestro actor participó brevemente en “Los Últimos Héroes”, miniserie que protagonizó la agrupación boricua en nuestro Canal. Fue entonces cuando Jonathan tuvo la suerte de conocer a los integrantes del grupo: Angelo, Rubén, Sergio, Robert y Rawi, así como también a Edgardo Díaz (Manager de “Menudo”) y a José Luis Vega (Coreógrafo), a quienes les expresó su gran deseo de pertenecer al grupo, además de presentarles improvisadamente una demostración de canto y baile con el tema del momento: “Los Últimos Héroes”.

Menuda internacionalización

Mientras Jonathan esperaba con ansias y optimismo que lo llamaran para pertenecer a “Menudo”, continuó con su carrera actoral en la pantalla grande, pero en esta oportunidad le tocó realizar su primera experiencia en una producción italo-venezolana titulada “Terranova”, donde obtuvo el papel protagónico junto al reconocido actor Antonio Banderas. Allí también participaron grandes estrellas venezolanas como Mimí Lazo, Rafael Briceño y Aroldo Betancourt.

Después de dos años de haber expresado su sueño de ser un “Menudo”, y a pesar de la restricción en cuanto a que solamente podían ingresar al grupo los jóvenes de nacionalidad puertorriqueña o norteamericana, Edgardo Díaz buscó personalmente a Jonathan Montenegro para que hiciera una audición. Y así fue, el joven preparó sus canciones y bailes, se presentó en Telearte y allí una vez más su gran capacidad para llegar a convertirse en integrante del grupo “Menudo”.

El día 10 de diciembre de 1990 ha quedado en la mente de Jonathan Montenegro como una de las fechas más importantes de su vida, pues ese día fue nombrado oficialmente como el primer venezolano integrante de “Menudo”. Con su extraordinaria experiencia en dicha agrupación, nuestro artista tuvo la oportunidad no sólo de demostrar su talento como cantante, sino también de conocer innumerables países del mundo a través de giras promocionales realizadas en Estados Unidos, Brasil, Puerto Rico, Argentina, México, entre otras naciones.

De vuelta a RCTV…

Luego de su renuncia al grupo “Menudo”, Jonathan Montenegro regresó a Venezuela para continuar con su carrera actoral en RCTV. Fue entonces cuando participó en el unitario “La Décima Víctima”. Seguidamente, viajó a España, pues de esta nación lo llamaron para que hiciera una gira promocional debido al furor que causó la telenovela “La Dama de Rosa” en aquel momento.

En 1992, Jonathan Montenegro regresó nuevamente a nuestro país y participó en la serie “La Pandilla de los 7″. Luego, se destacó como actor invitado en el unitario “El Presagio”, y unos meses más tarde, grabó en la telenovela “Dulce Ilusión”. Posteriormente, nuestra figura interpretó un interesante papel protagónico en el unitario “Decide mi Vida”. Este último trabajo fue un largometraje para televisión que trataba el tema de “la eutanasia”. El personaje que Jonathan encarnó se llamaba Jacobo, un adolescente encerrado en sí mismo e hijo menor de la protagonista, interpretada por la actriz Rosario Prieto. En esta conmovedora historia, Jacobo expresaba todas sus angustias y sentimientos a través de una cámara filmadora. Tal y como lo describió el joven actor, “este personaje era el más pequeño de los hermanos, sin embargo, fue quien asumió con mayor madurez y con el corazón en la mano la mortal enfermedad de su madre”.

Un espacio para la reflexión

1994 y 1995 representaron dos años de gran relevancia para la vida personal de Jonathan Montenegro, pues para ese entonces decidió tomarse un tiempo para descansar y dedicarse por completo a sus estudios de secundaria, a su familia, amigos y seres queridos. En este momento, nuestro actor sintió la necesidad de hacer una pausa, pues desde los 5 años de edad se había entregado por completo a su carrera artística. Además de otorgarse tiempo para crecer aún más como persona, Jonathan Montenegro tomó cursos de Inglés en los Estados Unidos.

En 1996, nos encontramos con un Jonathan Montenegro ya hecho hombre. Con 18 años de edad, regresó a la pantalla chica, pero esta vez incursionó en otra televisora, donde tuvo la oportunidad de continuar su faceta como actor al destacarse en tres telenovelas. En la última de ellas, Jonathan logró romper con el estereotipo que le habían creado con sus participaciones actorales en las dos anteriores producciones, pues el joven actor ya no era el galán sino el anti-galán de la historia. Se trataba de un personaje muy conflictivo, un muchacho drogadicto y con problemas de autodestrucción.

“Para atrás ni para tomar impulso”

Durante el año 1999, Jonathan Montenegro se vio obligado a rechazar varias propuestas televisivas, pues sentía que los personajes que le ofrecían no llenaban sus expectativas como actor. Nuestra figura es de los que piensa que hay que ir hacia adelante y nunca hacia atrás, es por ello que prefirió incursionar en el mundo radial hasta que le propusieran la interpretación de un personaje mejor que los que había hecho hasta el momento.